Advertisements

Conejos, cobayas y hámsters también tienen que ir al dentista

Son pequeños, pero también necesitan nuestra atención. No solo los perros o gatos pueden tener problemas bucales. A la hora de cuidarlos y atenderlos como se merecen no podemos olvidarnos de los pequeños roedores (conejo, jerbo, hámster, cobayas, ratones blancos, chinchillas y conejillos de indias), ellos también necesitan un control dental. Esas pequeñas mascotas son animales que desgastan mucho los dientes y la mayoría de estos son de crecimiento continuo. Casi todos ellos tienen como base de su dieta las semillas.

Los incisivos -los conocidos popularmente como dientes de conejo- de estos animales están creciendo durante toda su vida, mientras que los premolares y molares dejan de crecer antes de la pubertad del animal. Por otra parte, conejos, cobayas y chinchillas, que se alimentan principalmente de heno y hierba, todos sus dientes crecen durante toda la vida y el desgaste, por tanto debe ser continuo.

Por ello, la alimentación debe ser muy estricta. Así, si a nuestro hámster o ratón blanco le damos solo alimentación blanda (verdura y frutas) impedimos que sus incisivos no se desgasten y crecerán de manera exagerada. Esto hará que nuestro pequeño «colega» tenga serios y dolorosos problemas en su boca y aparato digestivo. Algo semejante sucede con las cobayas, conejos o chinchillas. Deben comer semillas, fruta y verdura, pero su dieta también debe contener heno y verduras de las llamadas fibrosas para mantener -nunca mejor dicho- sus dientes a raya.

Para evitar cualquier problema desde aquí les aconsejamos controlar de forma periódica los dientes del animal ya que un sobre crecimiento de los incisivos es fácil de detectar; pero sin embargo hay otras piezas como los premolares y molares, que están menos a la vista, que también crecen… y esto les puede producir como decimos serios problemas e incluso si no se coge a tiempo la muerte del animal.

Para que todo vaya bien y sin sobresaltos les recomendamos -según fuentes veterinarias especializadas en pequeños roedores- además de su pienso y fruta, el heno ayuda a desgastar los dientes de forma horizontal, evitando que estos crezcan de manera exagerada. Por otra parte, si el animal come muchas semillas, los dientes trituran en lugar de limarse, por lo que hace sufrir a la raíz del diente. El heno posee grandes cantidades de fibra que los necesitan para que su sistema digestivo esté en perfectas condiciones.

Los dientes, principal dolencia
Parece ser que el motivo más común por la que los pequeños roedores acuden al veterinario es precisamente debido a problemas dentales. Los más típicos son:

-Sobre crecimiento de una de las pieza, pero sobre todo de los incisivos (depende de la alimentación).

-Desgaste anormal y desequilibrado

-Rotura de alguno de los dientes por un golpe

La alimentación debe de ser muy estricta para evitar males mayores. Una mala alimentación puede provocar un crecimiento dental no deseable.

El crecimiento excesivo de los dientes de los roedores se debe principalmente a dos causas:

-No proporcionarle algo que roer. Ofrecerle como alimento productos blandos

-Una mala alimentación que no sea del agrado del animal y le provoque una falta de apetito.

Principales síntomas:

-Falta de apetito. El crecimiento les provoca dolor y les cuesta masticar

-Al no poder cerrar la boca correctamente, aumentará su salivación

-Comienza a beber más agua de lo habitual

-Apatía, el animal se queda en un rincón triste.

Como cuidar sus dientes y evitar esas dolencias:

Como venimos diciendo la forma más sencilla de cuidar la dentición de nuestros pequeños roedores radica en una buena y cuidada alimentación. En las tiendas de mascotas y grandes superficies e incluso en tiendas online existe una amplia gama de productos adecuados a cada especie. Se puede encontrar muesli especial para roedores cuyo contenido está compuesto por distintos tipos de vegetales granulados que al mismo tiempo que mantiene su dentadura a raya les proporciona los nutrientes que necesitan. El heno para roedores está también muy indicado y es la forma más sencilla para su alimentación y cuidado. Los hay de distintas marcas y precios como Cunipic (desde 3,89 € aprox.) el paquete.

Una novedad es el Túnel de heno Jr, Farm (6,89€ aprox.), s un complemento ideal para la jaula de tu mascota, con él podrá alimentarse, refugiarse y jugar. También existen unas barritas de frutas enriquecidas con vitaminas y minerales; que pueden servir como complemento a su alimentación. Friskies Rustic (2,89€ aproximadamente) son unas barritas con zanahorias, guisantes y frutos rojos con un crujiente corazón de cereales recubierto de semillas. Aportan vitaminas, importantes para un correcto crecimiento, minerales para su bienestar, así como fibra para una digestión óptima.

Otro tipo de barritas Puur barritas para roedor (3,14€ aprox.), White Molen ( 2,99 € aprox.), Barritas Jr. Farm Farmys de fresa (3,45 € aprox.), Cunipic (2,89 € aprox) o Deli Nature especial para cobayas (3,62 € aprox.). Por último, a parte de alimento seco también es conveniente ponerles de vez en cuando en un cuenco rodajas de zanahoria cruda o pepino pelado mezclados con su pienso… y que no les falte el agua y en el caso de la verdura retirar a diario (la no consumida) para evitar problemas intestinales a nuestro pequeño amigo.

(abc)
http://www.abc.es/sociedad/mascotas/abci-conejos-cobayas-y-hamsters-tambien-tienen-dentista-201802142214_noticia.html

www.mafibromavie.com #news #info #health #fibromialgie #fibromyalgie #fibromialgia #Fibromyalgia #fibro #fibrowarrior #vie #vida #life #health #santé #salud #follow

Advertisements

Leave a Reply

%d bloggers like this: